Con frecuencia nos encontramos, entre los dueños de perros y gatos, algunos debates a favor y en contra de la esterilización de las mascotas, así como la constatación de que existen un buen número de falsas creencias en cuanto a los efectos secundarios de estas prácticas veterinarias.

En este artículo intentaremos no solo aclarar conceptos como la diferencia que existe entre esterilización y castración, sino también eliminar falsas creencias o mitos que, tal como aseguran los Colegios Oficiales de Veterinarios, no se corresponden en absoluto con la realidad sino todo lo contrario: la esterilización es una acción preventiva que está directamente relacionada con la protección y el bienestar animal, alejando de perros y gatos la posibilidad de sufrir determinadas enfermedades futuras.

Castración vs esterilización

Comencemos por aclarar la diferencia entre castración y esterilización: la primera conlleva necesariamente la segunda, pero no al contrario. Por tanto, la esterilización no implica castrar al animal, y es una intervención que mejora la calidad de vida física y psicológica del animal, además de contribuir a un control efectivo de la natalidad, evitando así los terribles abandonos y la sobrecarga en las protectoras de animales.

La técnica quirúrgica que utilizamos en Clinicanimal para la esterilización en los machos consiste en la orquiectomía o extirpación de los órganos reproductores. En cuanto a las hembras, para su esterilización se realiza una ovariohisterectomía o extirpación de los órganos reproductores independientemente del uso de los términos empleados.

Ambas intervenciones quirúrgicas pueden producir en el animal algunas molestias que, por otra parte, son fácilmente combatibles con los anestésicos y analgésicos utilizados en la actualidad.

En cuanto a los mitos, es cierto que en perros y gatos la esterilización puede conllevar, por los cambios hormonales, una tendencia a engordar, pues la actividad metabólica disminuye y el apetito aumenta. Prevenir este problema es tan fácil como reducir levemente la cantidad de comida, evitar alimentos altamente calóricos y fomentar el ejercicio físico del animal.

Entre los beneficios de esterilizar a nuestras mascotas encontraremos que desaparecen comportamientos peligrosos como las fugas, agresivos como las peleas y también molestos como el marcaje urinario del territorio.

El mayor beneficio de la esterilización es, sin duda, el alto número de enfermedades diferentes que se previenen en los perros y gatos, tanto en hembras como en machos:

Enfermedades que se previenen con la esterilización en hembras

  • Infección bacteriana de útero
  • Quistes y tumores ováricos
  • Tumores mamarios
  • Transmisión de leucemia e inmunodeficiencia en gatas
  • Evita fugas y embarazos no deseados
  • Evita malos olores y secreción sanguinolenta durante el celo

Enfermedades que se previenen con la esterilización de los machos

  • Tumores prostáticos y prostatitis
  • Tumores y quistes testiculares
  • Tumores anales
  • Transmisión de leucemia e inmunodeficiencia en gatos

En resumen: la esterilización es una práctica recomendable y responsable con beneficios para tu mascota, porque mejorarás su salud física y psicológica; para ti, porque te ahorrarás futuras molestias y gastos; y para la sociedad en general porque con el control de la natalidad disminuirán los abandonos y el consiguiente gasto público de gestión a través de protectoras, refugios y centros de acogida.