Síndrome de Cushing

El hiperadrenocorticismo o enfermedad de Cushing es una de las patologías a nivel endocrino más frecuentes en perros adultos y en edades avanzadas.

Se produce por una disfunción del funcionamiento en las glándulas suprarrenales situadas en los riñones del animal, produciendo excesivamente una hormona denominada cortisol. La causa más frecuente, representa entre el 80-90% de los casos, se debe a una secreción excesiva de ACTH en la hipófisis debido a un adenoma o hiperplasia de esta.

Podemos apreciar diferentes signos clínicos que nos pueden indicar un aumento de cortisol en nuestra mascota:

  • Debilidad muscular
  • Letargia
  • Alopecia y mala calidad en el pelaje
  • Poliuria/ Polidipsia (aumento en la secreción de orina/ aumento en la ingesta de agua)
  • Aumento del apetito
  • Distensión pared abdominal (Hinchazón)
  • Piel muy fina
  • Jadeos recurrentes, incluso en reposo

Para poder hacer un diagnóstico de la enfermedad tenemos que realizar diferentes pruebas:

  • Análisis de sangre y orina
  • Pruebas diagnósticas (radiografía, ecografía y en algunos casos se puede complementar con Tac)
  • Pruebas de Screening (Ratio cortisol/creatinina en orina, Test de supresión con dexametasona a dosis bajas, Test de estimulación con ACTH)

El tratamiento para el Cushing dependerá del grado y el origen en el que se encuentre la enfermedad, principalmente se suministrarán fármacos, generalmente de por vida. En algunos casos también se puede realizar un tratamiento quirúrgico como por ejemplo la hipofisectomía, extirpación de la hipófisis.

El hiperadrenocorticismo en gatos, a diferencia de los perros, es muy raro y va asociado a diabetes mellitus en más del 80% de los casos. Al igual que en los perros, en los gatos se observa en edades adultas y avanzadas (10-11 años); y no existe una predisposición por razas o sexo.

Los síntomas que podemos apreciar en un gato con hiperadrenocorticismo son, en general, los mismos que nos encontramos en el perro (poliuria, polidipsia, debilidad muscular, aumento apetito, problemas dermatológicos, letargia).

Desde Clinicanimal os recordamos la importancia de las revisiones periódicas en las mascotas; buscar el asesoramiento veterinario ante cualquier cambio que observemos en el animal, ya que una detención precoz de cualquier patología nos incrementa el grado de éxito en la recuperación ante la enfermedad.

AUTORA: Andrea Prieto – C.C. Alegra_San Sebastián de los Reyes, Madrid

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar