¿Qué parásitos internos pueden afectar a tu perro?

Los parásitos que pueden afectar a la salud de tu perro pueden ser internos o externos, dependiendo de donde estén localizados.

Todos ellos pueden ocasionar graves problemas en el organismo del animal por lo que es fundamental a modo preventivo seguir el calendario de desparasitación interna y externa de forma correcta.

Aun así, lo más probable es que el perro en algún momento de su vida tenga parásitos, por lo que es importante conocerlos para detectar los síntomas y poder acudir al veterinario de forma inmediata.

¿Qué tipos de parásitos puede tener un perro?

Los parásitos internos más comunes se encuentran alojados en el sistema digestivo, pero los hay que afectan al corazón, al pulmón, a las células sanguíneas o al sistema inmunitario.

 ¿Cuáles son los parásitos intestinales más comunes en perros?

  • Gusanos redondos o ascaris (especialmente Toxocara canis y Toxascaris leonina), pueden crecer hasta alcanzar un tamaño considerable y habitan en el intestino del animal. Existen varias formas de contagio, a través de la ingesta de algún huésped intermedio como un roedor o en el caso de los cachorros contagiándose de su madre.
  • Gusanos planos o tenias, son gusanos que se alojan en el intestino delgado y pueden alcanzar los 50 metros de longitud dependiendo de la especie. A nivel contagio las pulgas tienen un papel muy importante, ya que pueden ingerir los huevos de las tenias y trasmitirlos a los perros si estos se las tragan.
  • Anquilostomas o gusanos ganchudos, se fijan a la mucosa del intestino delgado del animal mediante la boca, alimentándose así de su sangre. Estos parásitos pueden transmitirse por penetración directa a través de la piel, sobre todo en la zona de las almohadillas, por la ingestión de larvas o de un huésped intermedio o a través del contacto del cachorro con su madre.
  • Tricúridos o gusanos látigo, habitan en las paredes del intestino grueso y, aunque ponen menos huevos que otros parásitos, estos son capaces de sobrevivir durante años.

¿Cuáles son los síntomas de parásitos intestinales en perros?

La presencia de parásitos internos en perros no siempre genera un cuadro clínico, por lo que solo detectaremos síntomas en caso de gran cantidad de infestación o cuando el perro posee un sistema inmunitario deficiente, como sucede en los cachorros, en perros de avanzada edad o vulnerables porque padecen enfermedades o atraviesan situaciones de estrés debidas a cirugías o traslados.

Los síntomas de parásitos intestinales más comunes en perros son:

  • Diarrea y/o vómitos.
  • Pérdida de peso o retraso en el crecimiento en el caso de los cachorros.
  • Obstrucción intestinal.
  • Inflamación abdominal y/o síntomas asociados al dolor.
  • Sangre en las heces.
  • Anemia, se puede observar a través del color pálido que presentan las mucosas.
  • Debilidad.
  • Algunos pueden ser responsables de síntomas respiratorios.
  • Aparición de parásitos, o fragmentos de éstos, en las heces.

Di adiós a los parásitos

Pide cita ya y controla a tu mascota de posibles parásitos.

Parásitos pulmonares o Angiostrongylus vasorum

Pasan al organismo del animal a través de la ingesta de caracoles o babosas infectadas por este parasito. Una vez absorbidos, los gusanos migran hacia el corazón del perro donde ponen huevos y a través del torrente sanguíneo llegan al pulmón. Provocan síntomas respiratorios como tos, debilidad, pérdida de peso y falta de apetito, diarrea e incluso coagulación de la sangre o alteraciones neurológicas.

Gusano del corazón o Dirofilaria immitis

Son muy habituales en el sur de Europa. Habitan en el corazón y en los vasos sanguíneos pulmonares que están conectados a este.  Provocan síntomas propios de enfermedades cardiacas o pulmonares como: tos, cansancio, etc. Si no se tratan adecuadamente, pueden llegar a ser mortales.

Los gusanos del corazón o parásitos pulmonares en algunos casos pueden llegar a ser mortales, por lo que es importante acudir al veterinario si se detecta algún síntoma.

 Tratamiento y prevención

Si el animal presenta alguno de los síntomas o incluso observamos gusanos en sus heces, hay que acudir de forma inmediata al veterinario.

Aunque más que tratar las infestaciones, debemos evitarlas, por el bien del animal y el de toda la familia, ya que los parásitos intestinales pueden contagiarse a las personas.

¿Cómo prevenir los parásitos internos del perro?

  • Seguir correctamente el programa de desparasitación mensual que debe iniciarse a las dos semanas de edad y mantenerse durante toda su vida.
  • Instaurar unos buenos hábitos de higiene, especialmente en los niños, es fundamental que se laven las manos inmediatamente después de tocar a un cachorro y evitar juegos en parques frecuentados por perros o en areneros descubiertos.
  • Limpiar la caseta del perro a diario y si dispone de zona exterior, para su correcta desinfección, el suelo debe ser de cemento o de grava, ya que la tierra es buen sustrato para los parásitos.
  • Retirar las heces del perro inmediatamente si defeca en casa.
  • No es recomendable que los dejemos cazar, comer restos de alimentos de la basura o carne cruda.
  • En caso de que el perro ya se haya infectado, debemos consultar con nuestro veterinario las medidas adicionales para evitar una reinfestación, teniendo en cuenta el ciclo vital del parásito.

Si crees que tu perro está sufriendo de parásitos, no dudes en pecir cita

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar