¿Qué es el cáncer? ¿En qué se diferencia de un tumor y el cáncer?

El organismo está compuesto por células con distintas funciones, y estas células disponen de una determinada vida útil. Cuando estas células sufren alteraciones en su material genético, el organismo posee diferentes mecanismos de reparación y destrucción celular para reestablecer la normalidad, pero si fallaran podría desencadenar en una multiplicación descontrolada, dando lugar a lo que conocemos como neoplasias o tumores, que pueden ser benignos o malignos, siendo estos últimos los conocidos como cánceres.

¿Qué tipos hay?

Según el grado de malignidad podemos clasificarlas en benignas o malignas, en función de distintas características, aunque la línea que diferencia a una de la otra es delgada y difusa.
Generalmente, las neoplasias benignas comparten: células diferenciadas, crecimiento lento, no invaden tejidos adyacentes, no se diseminan por el organismo (metástasis).

Las neoplasias malignas (o cánceres) por el contrario suelen infiltrar en tejidos adyacentes, son células con mayor grado de indiferenciación (puede no reconocerse el tejido de origen), presentan un crecimiento descontrolado, tienden a metastatizar y pueden causar lo que se conoce como síndromes paraneoplásicos, que son síntomas en tejidos lejanos al tumor, ya sea por sustancias secretadas por el tumor o por alteraciones que este genera en distintos parámetros del organismo.

Los grados de un tumor se basan en la determinación histológica de la diferenciación celular, es decir, de como conserva la célula sus características originales.

En términos generales, las neoplasias benignas terminar en -oma (lipoma, adenoma, etc) y las neoplasias malignas se denominan sacormas si proceden de músculo, hueso, tendón, grasa, cartílago, tejidos linfoides, vasos y tejido conector, o carcinomas si proceden de la piel.

Las neoplasias son muy diferentes porque, como se mencionó al principio, pueden ser causados por células de cualquier parte del organismo, siendo entonces sus características diferentes y dando lugar a distintos tipos.

Además, poseen mecanismos que facilitan su supervivencia, crecimiento y diseminación, evitando que el sistema inmune los destruya, estimulando la generación de vasos sanguíneos que los nutran, etc.

¿Cuáles pueden ser las causas de la aparición de neoplasias?

  • Virus
  • Micotoxinas
  • Radiación ionizante
  • Radiación de luz ultravioleta
  • Compuestos químicos
  • Hormonas
  • Genética
  • Causas desconocidas
  • Otras

¿Cuáles son los principales signos que podrías detectar en tu perro?

  • Hinchazón anormal o de rápido crecimiento
  • Llagas que no se curan
  • Pérdida de apetito y de peso
  • Sangrado o secreción por orificios corporales
  • Dificultad para comer, tragar o respirar
  • Cojera
  • Dificultad para orinar o defecar
  • Otros

¿Cuáles son los principales tumores que afectan a los perros?

Linfoma: uno de los cánceres más comunes, suponen el 20% de todos los cánceres caninos. La probabilidad de los perros de desarrollar un linfoma es de dos a cinco veces superior que en personas. Puede desarrollarse a cualquier edad y en cualquier raza. Es cáncer del sistema linfático y la raza más afectada generalmente es el golden retriever.
Mastocitomas: neoplasia típicamente cutánea, cuyo origen son los mastocitos. Las razas más afectadas generalmente son boxers y bulldogs.
Osteosarcomas: es el cáncer de huesos más común. Las razas más afectadas generalmente son: gran danés, lobero irlandés y mastiffs
Melanoma: es uno de los cánceres orales más comunes, y por desgracia, en la mayoría de los casos para cuando son detectados ya han metastatizado. Las razas más afectadas son: pinscher, schnauzer, chow chow y scottish terrier.
Carcinomas mamarios: es el tumor más frecuente en hembras no castradas y aproximadamente el 50% son malignos. Las razas más afectadas son: golden retriever, pastor alemán, perro de aguas portugués y skye terrier.
Hemangiosarcoma: es un tumor de la pared de los vasos sanguíneos. Normalmente no suele ocasionar sintomatología hasta que ha alcanzado estadíos muy avanzados. Las razas más comunes: golden retriever, pastor alemán, perro de aguas portugués y skye terrier.

¿Cómo se diagnostica?

Existen múltiples técnicas de diagnóstico como radiografías, resonancia magnética, TC, etc. pero el diagnóstico definitivo debe hacerse mediante técnicas histológicas para determinar la naturaleza de las células e intentar estimar el grado de malignidad.

¿Qué tratamientos hay disponibles?

Los tratamientos más comunes son:
Cirugía: no en todos los tipos de tumores está indicada, pero es un tratamiento que puede conseguir la eliminación total de la neoplasia. En ocasiones requiere de una combinación con quimioterapia o radioterapia.
Quimioterapia: consiste en el empleo de sustancias químicas que afectan al crecimiento celular. Esto significa que cuanto mayor sea el crecimiento y multiplicación de una célula más se verá afectada, como son las células neoplásicas. El problema normalmente reside en que existen otros tejidos que tienen tasas de crecimiento elevadas como es el sistema digestivo, la médula ósea, etc. y que también se verán afectadas aunque en menor medida, serían los efectos secundarios de la quimioterapia.
Radioterapia: puede usarse sola o combinada con el tratamiento quirúrgico. Permite la destrucción focalizada de células.
Inmunoterapia: consiste en potenciar la respuesta del sistema inmune para que luche frente al tumor.
Otros

¿Qué puedo esperar si a mi perro le diagnostican cáncer?

Cómo habréis podido imaginar en lo que llevamos descrito, la variabilidad y esperanzas de vida son sumamente amplias. Lo mejor, es hacer caso al consejo de vuestro veterinario y proveer a vuestra mascota del mejor tratamiento posible, para que tenga una vida de calidad el mayor tiempo posible.

Por último, recordad que los cánceres y/o sus tratamientos pueden ir asociados a determinadas alteraciones en el animal, como son heridas, sangrados, excreciones, vómitos, etc. y tenemos que comprender que ellos no han elegido sufrir esta enfermedad, y darles el máximo cariño posible.

Pide cita en tu clínica mas cercana

¡La salud de tu mascota es muy importante!

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar