otitis externaLa otitis externa es un problema multifactorial muy frecuente en perros y gatos que se presenta, especialmente, en esta época del año. La otitis externa es la inflamación del conducto auditivo externo y puede afectar a un solo oído (unilateral) o a los dos (bilateral). Puede aparecer debido a la combinación de diferentes factores predisponentes como tener las orejas largas y caídas o el exceso de pelos en el conducto auditivo. Existen más factores que pueden dar lugar a una otitis y perpetuarla convirtiendo la otitis en una enfermedad crónica.

Para tratar con éxito esta molesta situación, el equipo veterinario de Clinicanimal debe estudiar al paciente más afondo para conocer la causa que la provoca ya que la otitis, en sí misma, no es un diagnóstico sino un signo de una patología.

Algunos de los factores causantes de otitis externa en el perro y en el gato son:

  • Enfermedades de origen alérgico, como la alergia alimentaria (los perros con esta enfermedad desarrollan otitis externa recurrente entre un 56-80% de los casos) o la dermatitis atópica.
    Presencia parasitaria de ácaros (Otodectes, Sarcoptes). Esta patología es más frecuente en animales jóvenes que conviven en grandes grupos como los procedentes de colonias o refugios, sobre todo en el gato.
  • Sobrecrecimiento de microorganismos que viven de forma natural en el oído (hongos y/o bacterias). Este sobrecrecimiento a menudo cursa con un aumento de la producción de secreción maloliente.
  • Cuerpos extraños, Pueden alojarse en el conducto auditivo externo espigas o larvas de mosca causando un cuadro agudo, muy molesto y que produce mucho picor. En la mayoría de los casos afecta a un solo oído y ocurre, sobre todo, en la época del año con buenas temperaturas.
  • Enfermedades sistémicas como son algunas patologías endocrinas, enfermedades inmunomediadas o neoplasias pueden presentar, entre otros signos, la inflamación de uno o los dos conductos auditivos externos.

¿Cómo identificar si nuestro perro o gato tiene otitis?

Esta incómoda situación genera mucho picor y en casos graves y/o crónicos dolor intenso. Tanto el perro como el gato lo manifiestan de forma similar: pueden tener molestias al tocarles la cabeza, suelen sacudirse o rascarse con mucha frecuencia e incluso frotarse contra las superficies. En algunos casos, cuando la otitis afecta solo a un oído, pueden inclinar la cabeza hacia el lado del oído afectado. Un cambio brusco en el comportamiento de tu perro o gato puede ser debido a un fuerte dolor de oído.

La intensidad de los síntomas variará en función de la gravedad de la otitis. Por esta razón, si sospechamos que nuestra mascota tiene molestias en el oído o ya está sufriendo un cuadro de otitis recuerda que en Clinicanimal podemos ayudarles a solucionar el problema. Durante la consulta será necesario realizar un examen físico general del paciente y una adecuada exploración otológica que, junto con el estudio microscópico del exudado ótico, nos permite poner en marcha un protocolo diagnóstico para ofrecerle el tratamiento adecuado. En muchos casos, son necesarias pruebas complementarias (análisis sanguíneos, citologías o biopsias) para llegar al diagnóstico final y descartar cualquier enfermedad sistémica o tumoral responsable de la otitis.

Tratamiento

Para la resolución definitiva del cuadro clínico y evitar recaídas es fundamental tratar la causa que inició la aparición de la otitis. En Clinicanimal nuestro equipo de veterinarios estudia, de forma individualizada, el tratamiento de elección para cada presentación clínica.
El tratamiento varía según el caso concreto, aunque siempre requiere de la combinación de una buena higiene del oído y medicamentos de acción local o general. En algunos casos puede requerir intervención quirúrgica como parte del tratamiento.

  • Lavado auricular para una adecuada higiene del canal auditivo y eliminar el exceso de cerumen que se produce en esta dolencia. En nuestras clínicas te recomendaremos el limpiador ótico de elección en función del tipo de otitis.
  • Medicación vía tópica con antibióticos, antiinflamatorios y/o fungicidas para controlar las bacterias y levaduras patógenas que pueden crecer en el interior del conducto.
  • Algunos casos requieren medicación vía oral con antibióticos y/o antiinflamatorios, especialmente en casos avanzados o recurrentes y según la gravedad del cuadro clínico.
  • Tratamiento de la patología primaria que provoca la otitis. Necesitamos tratar la causa primaria (alergia, ácaros, sobrecrecimiento, enfermedad enodocrina…) para resolver la patología desde su origen.

La otitis externa es un problema de salud que requiere siempre asistencia veterinaria para su diagnóstico y curación. En Clinicanimal te ayudamos a identificar este problema y a evitarlo. Apostamos por la prevención como mejor herramienta para preservar la salud de los que más queremos. Para ello te recomendamos los mejores cuidados y te animamos a consultarnos ante cualquier cambio en su comportamiento o vitalidad.

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar