+34 951 562 101 info@clinicanimal.vet

Los conejos son animales muy sociales e inteligentes, dóciles y fáciles de manejar, lo que les ha convertido en una mascota cada vez más popular y adecuada para cualquier familia. Son curiosos y activos y tienen una esperanza de vida media entre 8 y 12 años, aunque algunos pueden llegar a vivir aún más si reciben los cuidados adecuados.

Hoy en día existen multitud de razas de conejos domésticos con distintas características de forma, tamaño y tipo de pelo. Debido a su gran carácter social y, a pesar de que disfrutan interactuando con las personas, es recomendable tener al menos dos para que se relacionen con sus iguales y satisfagan su naturaleza gregaria. En el caso de tener más de un conejo, lo ideal es que sean del mismo sexo si no están esterilizados.

Alimentación

Una dieta adecuada es fundamental para mantener un buen estado de salud, teniendo especial importancia en su salud dental y digestiva. La mejor dieta para el conejo es aquella que se asemeja a su alimentación natural en vida libre. Debemos proporcionarles heno de alta de calidad, vegetales y hierbas de hoja verde, suplementando con una pequeña cantidad de pienso en pellets. Siempre deben disponer de agua limpia y fresca.
El heno tiene un alto contenido en fibra, moderada cantidad de proteína y baja de grasa, recomendándose una ingesta de aproximadamente el doble de su tamaño corporal. Hoy en día existen en el mercado infinidad de variedades de heno con diferentes flores (manzanilla, diente de león, etc.), las cuales podemos ofrecer de forma alterna.

Los vegetales de hoja verde deben ofrecerse diariamente, introduciéndolas en su dieta habitual de forma gradual. Algunos ejemplos de ello son: brócoli, col, achicoria, perejil, endivias, albahaca, kale o zanahorias. Tu veterinario habitual podrá darte más información en cuanto a las raciones adecuadas, individualizadas para cada animal.

Los piensos comerciales de mayor calidad están constituidos por pellets de apariencia uniforme, debiéndose evitar aquellos de varios colores o mixturas en forma de muesli. Evitaremos así que el conejo haga una alimentación selectiva con lo más apetecible y nos aseguraremos de que reciba una ración equilibrada. De forma general, se les debe proporcionar aproximadamente unos 25 gramos de pellets por cada kilo de peso corporal, aunque siempre se debe consultar la medida recomendada por el fabricante acorde a su peso y edad. Una sobrealimentación con pienso provoca problemas como obesidad, cardiomiopatías, enfermedades hepáticas, diarrea crónica, enfermedades urinarias o renales.

Cierto tipo de alimentación, como las barritas de miel, los guisantes, el maíz, el pan, los cereales de desayuno, las nueces o las galletas, deben evitarse por su alto contenido en grasa para prevenir problemas digestivos y de obesidad. Los tubérculos como las zanahorias y la fruta también deben darse en cantidades limitadas, ya que tienen un alto contenido en azúcares simples y pueden provocarles disbiosis intestinal.

Los suplementos nutricionales no suelen ser necesarios si el conejo recibe una dieta adecuada, aunque los veterinarios de Clinicanimal podemos recomendártelos en situaciones patológicas en las que estén indicados para una mejor evolución de la enfermedad.

Los dientes de los conejos crecen de forma continua a lo largo de toda su vida. Por esta razón, una alimentación inadecuada puede desembocar en un sobrecrecimiento dental anormal al no desgastarlos correctamente. Si observas en tu mascota pérdida de apetito, una masticación anormal o secreciones oculares no dudes en consultar a tu veterinario para hacer una revisión dental exhaustiva.

Medicina preventiva

La mejor manera de asegurarnos de su buen estado de salud es mediante la vacunación, con el fin de prevenir graves enfermedades como la mixomatosis y la enfermedad vírica hemorrágica. Estas enfermedades se transmiten por contacto directo entre conejos y de forma indirecta a través de objetos contaminados con el virus o por la picadura de pulgas o mosquitos portadores del mismo.
El momento idóneo para comenzar la pauta de vacunación es cuando nuestro conejo tenga unas 5 o 6 semana de edad, siendo necesario revacunar cada año.

Además, se han de tomar medidas para el control de parásitos externos, principalmente pulgas y ácaros. Tu veterinario te orientará para que elijas la mejor opción para tu conejo.

La esterilización en machos y hembras es siempre beneficiosa, ya que disminuye la agresividad y el marcaje con orina, sobre todo, en machos. En el caso de las hembras previene la aparición de quistes ováricos y tumores de útero, además de evitar gestaciones indeseadas.

Desde el equipo veterinario de Clinicanimal te animamos a visitarnos ante la presencia de cualquier signo de enfermedad en tu conejo, tales como adormilamiento, diarrea, debilidad, alopecia, falta de apetito, secreciones oculares o nasales, etc. Si necesitas asesoramiento veterinario no dudes en ponerte en contacto con tu Clinicanimal más cercana.

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar