Si eres un auténtico animal lover y por fin puedes adoptar un nuevo miembro para tu familia, ¡perfecto! Pero ten en cuenta que tener una mascota es una gran responsabilidad y si, además, tienes más de una, deberás tener en cuenta diferentes aspectos para que todos podáis convivir en un ambiente relajado y sin que se presente ningún reto. ¡Sigue estos consejos!

Ya tienes una mascota pero quieres otra, ¿cuántas podrías tener?

En España no existe una ley general sobre protección animal que trate este tema, pero cada comunidad autónoma tiene una legislación. En general se pueden tener entre 3 y 5 perros o gatos en una unidad familiar en función del lugar de residencia.

¿Tienes más tiempo para cuidar de todas las mascotas?

Como ya habrás podido comprobar, tener una mascota conlleva una gran responsabilidad en todos los sentidos y sobre todo, dedicar parte de nuestro tiempo a sus cuidados, juegos… Muchas personas creen que por tener otra mascota más en casa no le conllevará más tiempo, pero en muchas ocasiones esto no es así: muchos perros tienen caracteres distintos por lo que será necesitarán unos cuidados distintos, otras actividades…

Si aumentas las mascotas en la familia, elige especies compatibles

Cuida que el nuevo miembro de la familia sea compatible con la mascota que ya vivía contigo. Muchos animales, por su condición de depredador o de presa, resultará imposible que puedan convivir en un mismo espacio.

Valora el carácter de tu mascota y si tienes la posibilidad de que pueda coincidir con la mascota nueva fuera de casa, podrás comprobar cómo actúa cada uno para poder hacer la mejor integración de ambos, independientemente de la especie que sea.

Lo has decidido, vuelves a adoptar y tendrás que hacer una correcta presentación

Este punto es primordial en la convivencia, sobre todo en los primeros días. Elige un punto neutro, fuera de casa, para que puedan tener su primer contacto, así los dos estarán tranquilos y no sentirán “su territorio” invadido. Dependiendo del carácter del perro, del gato, del conejo… tenemos que darles tiempo, siempre estar bajo vigilancia y tener en cuenta que los primeros días o semanas, cada uno deberá disponer de su propio espacio para que poco a poco se vayan acostumbrando y conociendo.

Acondiciona el espacio para cada especie

Muchas mascotas deben disponer de un espacio similar al lugar donde normalmente vivirían o poder realizar acciones que por su naturaleza necesitan, lo que hará que su enriquecimiento ambiental sea favorable para su salud mental.

Dependiendo de la especie, cada animal debe tener su propio enriquecimiento ya que, si por cualquier motivo de conducta o salud una de las mascotas varía su actitud, podemos encontrarnos con un conflicto entre las mascotas convivientes, lo que puede ser un problema en la convivencia a corto plazo.

Estabilidad económica

En los primeros puntos, hablábamos sobre el tiempo que requieren las mascotas en nuestro día a día pero no debemos olvidar que el factor económico también forma parte de la decisión de tener una o varias mascotas. Su alimentación, las revisiones veterinarias, vacunas anuales, juguetes, etc. son clave para que puedas valorar económicamente si podéis ser más en casa.

¿Todos estáis de acuerdo?

Si has decidido adoptar una mascota más, la decisión debe ser unánime y todos los miembros de la familia debéis estar de acuerdo en su adopción. Es importante cumplir este punto ya que la integración de una nueva mascota debe ser positiva para todos y sobre todo, para la nueva mascota, que podrá conocer a su nueva familia y compartir tiempo con cada uno de ellos.