¿Te imaginas estar todo el día en casa sin poder salir, un día tras otro, todos los días lo mismo? Suena aburrido, ¿verdad? Pues lo mismo le pasa a tu gato si no está todo lo entretenido que debería. 

A continuación, vamos a hablaros de las conductas más habituales de un gato aburrido y de las medidas que podemos tomar para evitar o minimizar dicho aburrimiento. Debes tener en cuenta que los comportamientos de los que te vamos a hablar pueden surgir por otras causas, algunas de ellas relacionadas con patologías veterinarias. Una vez descartadas dichas enfermedades, podremos centrarnos en minimizar el aburrimiento.

También hay que tener en cuenta que los felinos son muy independientes y aunque es obvio que no todos son iguales (pues los hay también muy cariñosos y zalameros), en general les gusta mucho estar a su aire.

Repetimos que estos signos no están exclusivamente asociados al aburrimiento, pero sí nos pueden ayudar a detectarlo. Empecemos.

  • Dormir muchas horas: los gatos son dormilones natos. Duermen una media de 15 horas diarias. Si ves que duerme mucho más o tiene una inactividad alarmante, puede que tu gato esté aburrido. También debes empezar a sospechar si ves que tu mascota solo se levanta del sofá para ir al arenero o al comedero o si se pasa el día comiendo o pidiendo comida, ya que puede ser por la misma razón.
  • Maullidos y desinterés: los gatos siempre están investigando. Si notas que deambula por la casa sin interés por nada o si maúlla constantemente sin razón aparente, puede que nos esté diciendo “me aburro”.
  • Acicalado excesivo o deficiente: los extremos nunca fueron buenos. Si notas que tu gato se pasa todo el día aseándose, llegando en ocasiones a autolesionarse, puede que sea por mero aburrimiento. Lo mismo pasa cuando la apatía o desidia llega a tal punto de descuidar su higiene, ¡¡con lo limpios que son ellos!!
  • Pelear con compañeros: a causa de falta de distracciones y estímulos suficientes, el felino puede jugar a acorralar o acosar a otras mascotas que haya en la casa. En muchas ocasiones, tras este comportamiento está el aburrimiento.
  • Mordeduras, arañazos y agresividad con las personas: muchas veces, ante la falta de estímulos y juegos, el gato puede utilizar conductas agresivas para reclamar nuestra atención.

Una vez que hemos confirmado que nuestro gato se aburre, lo importante es que le ofrezcamos suficientes estímulos en su entorno con los que entretenerse.

Los gatos son animales muy juguetones, tienen una propensión natural al juego que puede y debe ser estimulada por su amo. Si dedicas un rato cada día a jugar con él, pronto serán receptivos al juego. ¿Has probado a jugar con tu gato al escondite? Les encanta.

Debemos tener presente es que los gatos disfrutan más cuanto mayor sea su espacio y reducir las zonas vetadas al mínimo imprescindible.

Recuerda que cada mascota tiene un temperamento distinto en función de varios factores (raza, edad, experiencias anteriores, etc) y también hay que tener en cuenta que los gatos son animales muy independientes. Su lenguaje corporal también nos dará pistas de cuándo podemos estimular el juego y cuándo no.

Como ya hemos dicho, lo importante es estimular al gato para que se divierta. Podemos utilizar:

  • Dispensadores de premios que tendrá que estar moviendo hasta que suelten la comida o las chuches.
  • Cañas con peluchitos incorporados (hay algunos que puedes pegar a diferentes superficies para que juegue solo).
  • Pelotas para perseguir.
  • Rascadores amplios y con diferentes niveles.
  • Punteros láser, etc.

Existe una amplia gama de productos para que nuestro minino se divierta y huya de la monotonía. Desde Clínicanimal estaremos encantados de aconsejarte y asesorarte sobre esto y sobre cualquier otra duda que pueda surgirte para lograr el bienestar de tu mascota.

AUTOR: José Antonio Bartolomé de la clínica de Las Rejas

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar