La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria ocasionada por un protozoo intracelular llamado Leishmania infantum, que coloniza células defensivas del organismo, afectando a diferentes tejidos y órganos (ganglios, bazo, riñón, articulaciones y piel, entre otros).

Afecta a varias especies de animales (perros, gatos, ratas, zorros, lobos, osos…) los cuales no solo padecen la enfermedad, sino que actúan como reservorio natural del parásito.

¿Cómo se transmite?

La leishmaniosis se transmite el parásito a través de un mosquito, que actúa de hospedador intermediario y hace un cambio larvario en él, adquiriendo la forma “infectante”. Es por tanto prácticamente imposible la transmisión sin la participación de este insecto.

El mosquito, cuyo nombre científico es Phlebotomus perniciosus, vive en climas templados, en zonas húmedas, hace vuelos cortos y se traslada de zona en los meses cálidos (primavera, veranos no muy calurosos y otoño). Tan solo las hembras pican y son las que trasmiten la enfermedad. Los mosquitos pican, sobre todo, en el exterior y, preferentemente, a la caída de la tarde y el amanecer.

Las zonas de alto riesgo para ser picados son las residenciales, piscinas y jardines de la vertiente mediterránea y central de España, las cuales constituyen un hábitat ideal para este mosquito transmisor. Se puede encontrar mucha cantidad de mosquitos en zonas donde hay materia orgánica y humedad como, por ejemplo, las laderas de los ríos y estanques.

Como dato curioso, hay ciertas razas de perros que han desarrollado un tipo inmunidad que, aunque sean picados por este mosquito, probablemente no desarrollarán la enfermedad.

¿Cómo sé si mi mascota tiene leishmaniosis?

Si revisas a tu mascota, debes tener en cuenta, entre otros, estos signos:

  • Alteraciones en el pelo
  • Lesiones dermatológicas
  • Problemas digestivos
  • Alteraciones oculares
  • Lesiones en riñón
  • Adelgazamiento
  • Lesiones articulares
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Hemorragia nasal.

¿Cómo puedo evitarla?

La leishmaniosis se puede prevenir de diferentes modos.

Se puede evitar que el mosquito pique al animal utilizando repelentes en forma de:

  • Collares anti parásitos
  • Pipetas

Preparar el sistema inmunitario del animal para que, si es picado por el mosquito, esté preparado para no desarrollar la enfermedad. Esto puede conseguirse con una vacuna.

Evitar los paseos y las salidas tanto en el amanecer como en el atardecer y procurar que no duerman a la intemperie en zonas de algo riesgo.

Si tiene leishmaniosis, ¿cuál es el tratamiento?

La detección precoz de la enfermedad es básica para el buen pronóstico de la enfermedad. Cuanto antes comencemos a luchar contra este parásito menos daño hará, menos órganos diana colonizará y menos cantidad de parásitos habrá en el organismo.

Una vez al año debemos realizar un test de leishmania, se trata de un simple análisis de sangre que nos dirá si nuestra mascota está enferma o no.

Si el resultado es positivo debemos evaluar el daño orgánico que haya podido ocasionar. Se revisan, fundamentalmente, riñón e hígado y se realiza una serología para saber qué cantidad de anticuerpos ha desarrollado el animal en ese momento.

El tratamiento frente a la leishmaniosis está basado en medicamentos leishmanicidas (matan las leishmanias) y medicamentos leishmaniostáticos (evitan que se reproduzca).

El veterinario, en cada caso, marcará la pauta y la opción terapéutica más adecuada en cada caso.

No olvidemos que si nuestra mascota tiene leishmaniosis pasa a ser un reservorio del parásito. Todo perro con leishmaniosos debe llevar siempre pipetas y/o collares antiparasitarios con el fin de evitar que sea picado por un nuevo mosquito que transmitirá el parásito a otros animales.

 

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar