Seguro que es algo que te has planteado en más de una ocasión. ¿Cuántos años puede vivir mi gato conmigo? Pues con suerte, y buenos cuidados, un felino puede vivir muchos años y ser longevo, especialmente si vive en el interior.

Es importante plantear la diferencia de si se trata de un gato doméstico o un gato callejero. La esperanza media de vida de un gato normalmente oscila entre los 12 y los 14 años, pero en el caso de los gatos de interior puede prolongarse incluso hasta los 20 años. Sí, has leído bien. 20 años. Sobre todo porque a medida que ha ido avanzando la medicina veterinaria, la esperanza de vida en gatos domésticos ha aumentado progresivamente.

Para que así sea, influyen varios factores como la dieta, la atención genética o el medio ambiente. Además, la esterilización prolonga su existencia: los gatos castrados viven más tiempo porque reducen el riesgo de enfermedades.

Es cierto que la etapa de la vida de los gatos puede equipararse a los años humanos, pero ojo, los felinos maduran mucho más en su primer año humano que durante el resto de sus vidas. Por ejemplo, 3 meses de gato equivalen a 4 años humanos y 12 meses, a 15 de nuestros años. A los 3 años, tu gato es como un jovenzuelo de 28. Después de esta etapa, cada año felino equivale a unos cuatro años humanos. Por lo que un gato de 11 años tiene, aproximadamente, unos 60 años con la comparativa humana.

¿Por qué un gato doméstico vive más que un gato callejero?

Los veterinarios sin duda tienen mucha culpa de ello, ya que han ido mejorando diariamente sus técnicas para hacer que podamos disfrutar mucho más tiempo de ellos. Pero también hay otras claves:

  • Las vacunas alargan la vida del gato ya que están protegidos de varias enfermedades que habitualmente los matarían.
  • Los gatos esterilizados viven más ya que se evitan que puedan tener enfermedades como el cáncer de testículos en machos o cáncer de ovarios o infecciones uterinas en hembras.
  • Los tratamientos para gatos mejoran su calidad de vida, con toda las mejoras que proporciona las medicaciones y los conocimientos avanzados que mejoran cada año.

Cómo aumentar la esperanza de vida de un gato

¿Qué podemos hacer para aumentar, en la medida de lo posible, la esperanza de vida de nuestro gato para que disfrute de una existencia saludable, larga y feliz? Aquí te aportamos algunas claves para ello:

  • Controla su dieta con alimentos de calidad: Adapta el pienso y la comida húmeda a su fase vital. Recuerda que los gatos son carnívoros estrictos, por lo que es de suma importancia aportarles carne de origen animal en la dieta. Cambia su agua todos los días para que sea fresca y limpia.
  • Actividad física diaria: cuanto más se ejercite un gato, menos rígidas estarán sus articulaciones y más oxígeno llegará a sus órganos. Hay que evitar la obesidad ya que el sobrepeso puede derivar en enfermedades tales como la diabetes, y reduce la esperanza de vida en gatos domésticos.
  • Vigila de cerca su salud: Además del mantenimiento diario de cepillado o de limpiar sus ojos y oídos y mantener su arenero perfecto, no olvides estar al día con su calendario vacunal y hacer mínimo una visita anual para el chequeo veterinario.
  • Esterilizarlo: Recuerda que los gatos castrados tienden a vivir más tiempo, haciendo que sea menos probable que intenten fugarse de casa, aparearse o meterse en peleas. Además, la esterilización previene la aparición de enfermedades tales como tumores mamarios y uterinos en hembras, o tumores testiculares y prostáticos en machos.
  • Impide que se escape de casa: sin las medidas de contención adecuadas o si dejamos salir al animal, lo exponemos a caídas, fracturas, huidas, peleas y accidentes.