Parvovirosis canina y la importancia de una correcta vacunación

La parvovirosis es una enfermedad de afección principalmente pediátrica (cachorros), que cursa con diarreas hemorrágicas (con un fuerte olor característico), inapetencia , vómitos y acusado dolor abdominal. Se transmite por contacto directo, ya sea a través de las heces, fomites infectados o animales portadores.

Por lo general, se desarrolla de cuatro a seis días en los que transcurren los signos clínicos, aunque los animales portadores pueden propagar la infección tanto antes como durante y después de mostrar los signos clínicos.

Tratamiento parvovirosis

El tratamiento, al ser una enfermedad vírica, es de soporte: son fundamentales la rehidratación permanente, la antibioterapia preventiva, los antieméticos, los protectores gástricos y probióticos, el tratamiento del dolor e, indispensable, una alimentación hipernutritiva, constante y de fácil asimilación.

Esta enfermedad, de fácil contagio entre los cachorros y de difícil tratamiento, suele ser de curso hiperagudo, con elevada morbilidad y mortalidad, por lo que uno de los pilares fundamentales para hacerle frente es la vacunación preventiva.

parvovirosisLas vacunas actuales se basan en la inoculación del virus atenuado, con una primovacunación inicial y posteriores recuerdos cada 20-30 días, según criterio veterinario y procurando administrar la última dosis a partir de las 16 semanas de edad del cachorro. Realizar correctamente el protocolo es muy importante, ya que una sola vacuna no es capaz de estimular una inmunidad eficaz y, además, no respetar los tiempos entre las dosis o terminar el protocolo antes de tiempo podrían dar lugar también a respuestas inmunitarias insuficientes. Tras esto, será necesario repetir el refuerzo periódicamente a criterio de nuestro veterinario (normalmente de manera anual).

En la mayor parte de los casos, será necesario también algún tiempo de aislamiento antes y durante la administración de las vacunas, con el fin de asegurar que no se expone al cachorro desprotegido a enfermedades como la parvovirosis.

Siguiendo unas pautas adecuadas, reduciremos en gran medida la probabilidad de que nuestros pequeños puedan llegar a desarrollar esta y otras enfermedades.

 

AUTORA: Ana Molinero (Alegra)

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar