Mascota del mes: Yodi, la gata alopécica

Desde Clinicanimal Granollers este mes os presentamos a Yodi, una gata de 8 años de edad con un problema de alopecia.

Yodi fue encontrada en la calle cuando era pequeña y nunca había sido vacunada ni desparasitada, pero sus nuevos propietarios, que la adoptaron recientemente, decidieron traerla a la clínica para realizarle una primera revisión. Yodi era una gata feliz y aparentemente sana, pero al realizar una exploración física completa dos problemas saltaban a la vista: su delgadez (pese a que comía muchísimo) y la falta de pelo o alopecia.

La alopecia se centraba principalmente alrededor de los ojos, en el abdomen, la zona inguinal y las extremidades. A pesar de esa falta de pelo Yodi no se rascaba ni mostraba signos de tener infección ni otros problemas en la piel, por lo que procedimos a realizarle pruebas diagnósticas para empezar a descartar posibles causas de su calvicie.

Los resultados de la analítica sanguínea fueron normales, así como los de las hormonas tiroideas. Así descartamos uno de nuestros posibles diagnósticos dados los síntomas que presentaba Yodi: el hipertiroidismo. Ésta es la enfermedad hormonal más frecuente en gatos, sobretodo los de más edad (a diferencia de los perros, que son más propensos al hipotiroidismo), y podría haber explicado la delgadez y los problemas de piel del caso que nos ocupa. Tambien descartamos la Leucemia y la Inmunodeficiencia felinas, dos enfermedades víricas muy importantes en gatos que se pueden descartar en 10 minutos gracias a un test rápido.

El siguiente paso en nuestro protocolo fue realizar una ecografía abdominal con la que finalmente confirmamos nuestras sospechas: Yodi tenía quistes en ambos ovarios, lo que le producía un desequilibrio hormonal importante. La solución, por lo tanto, fue pasar por quirófano: esterilizándola sus problemas deberían solucionarse.

La cirugía y el postoperatorio fueron un éxito, pero para complicarnos un poco las cosas Yodi hizo una pequeña reacción inflamatoria a la sutura de la piel. Por fortuna en cuanto sacamos los puntos la inflamación desapareció, y a las pocas semanas de la intervención el cambio ha sido asombroso: Yodi está ganando peso a buena velocidad y ha recuperado todo el pelo que le faltaba. Eso sí, no le gusta nada venir a visitarnos a la clínica.

Es muy importante esterilizar de forma temprana a nuestras mascotas, ya que aparte de evitar desequilibrios hormonales también estaremos evitando la aparición de tumores, infecciones de matriz, embarazos psicológicos y un largo etcétera que puede reducir la esperanza y la calidad de vida de nuestros perros y gatos.

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar