Gordo, el perro aspiradora

Desde Clinicanimal Burjassot os presentamos a Gordo, un cruce de mastín de año y medio de edad.

Este grandullón vino a visitarnos por primera vez por problemas digestivos. Gordo presentaba vómitos y diarreas de forma constante, y cada vez estaba más delgado. Tras una entrevista exhaustiva a sus propietarios en cuanto a su alimentación, sus hábitos y una exploración médica completa descubrimos que Gordo tenía la costumbre de comerse “todo lo que quedara a su alcance”, incluyendo mantas, juguetes y pelotas, entre otros. Es un caso bastante frecuente en perros jóvenes conocidos comúnmente como “perros aspiradora” (o desde el punto de vista técnico sufridores del síndrome de “Pica”), pero no siempre es debido a problemas de educación o comportamentales, por lo que es necesario hacer pruebas diagnósticas para descartar causas patológicas congénitas o adquiridas.

Después de mejorar con un tratamiento sintomático esperando ver una evolución positiva, y con las recomendadas revisiones de seguimiento, vimos que su condición corporal no era la adecuada para un perrito de su edad.

Pasó el tiempo, y en un episodio gastrointestinal posterior vino muy delgado, con vómitos profusos, diarreas hemorrágicas y con dolor agudo a la palpación abdominal, además de una deshidratación severa y fiebre. En ese momento, Gordo sólo pesaba 26 kg.

Inmediatamente se procedió a hacer un estudio radiográfico, confirmándose la presencia de un cuerpo extraño en intestino, posiblemente una de las pelotas con las que jugaba. Gordo debía someterse a una intervención quirúrgica de urgencia, con la complicación añadida del mal estado general de nuestro paciente, confirmado en una analítica sanguínea.

Con un pronóstico reservado, procedimos a la realización de cirugía, donde encontramos que el intestino estaba perforado. Tuvimos que realizar una enterectomía, retirando junto con los restos de pelota un trozo de intestino totalmente dañado y afuncional, uniendo las partes sanas.

Gordo superó el postoperatorio, como el campeón que es, y se ha recuperado totalmente. Ahora sí hace honor a su nombre y ya supera los 32 kg. Ahora sólo viene de visita y a sus revisiones rutinarias a pedirnos premios.

Desde Clinicanimal queremos agradecer a todos aquellos propietarios que depositan en nuestro equipo de profesionales veterinarios toda su confianza para mantener la buena salud de sus mascotas, y deseamos a Gordo y a sus propietarios una larga vida y feliz.

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar