Mascota de la semana: Boli

Acude a consulta Boli, una perrita de 15 años de edad, por dolencias al comer y halitosis desde hace tiempo.

En la exploración general no se observan alteraciones aparentes, pero en la exploración de la cavidad oral, se aprecia una avanzada enfermedad periodontal, con gran cantidad de placa bacteriana fijada al esmalte dental, inflamación, gingivitis y piezas dentales en muy mal estado. Tras una primera valoración del estado general trasladamos al propietario la necesidad de realizar una limpieza de boca con extracción de las piezas en mal estado.

Para poder llevar a cabo este procedimiento con mayor seguridad anestésica, es necesario realizar un examen prequirúrgico que nos informa sobre el estado sistémico del paciente. Tras el resultado de la analítica sanguínea, que ha de estar siempre compuesta por bioquímica adaptada a las necesidades del paciente y hematología, así como de un estudio radiológico de tórax, se concluye que el examen prequirúrgico no muestra alteraciones patológicas y se programa la limpieza de boca, resultando un éxito.

Es importante concienciarnos de lo fundamental que resulta una buena higiene dental en nuestras mascotas. Con un cuidado diario sencillo, podemos mantener una dentición adecuada a la vez que retrasar el avance de estas patologías orales. Algunas de las opciones de prevención de enfermedad peridontal son las siguientes: cepillado de dientes frecuente con pasta de dientes específica para la especie, snacks dentales, polvos antisarro, colutorios, juguetes y por supuesto la alimentación.

Las limpiezas bucales se realizan bajo anestesia general y en algunos casos resulta necesario la extracción de piezas dentarias por el mal estado en el que se encuentran o por la gran afectación de la encía.

Es importante destacar que, aunque lo ideal sería mantener una perfecta dentadura completa, nuestras mascotas pueden realizar su vida casi con completa normalidad tras la extracción de numerosas piezas. Siempre es preferible la extracción de focos de infección y dolor que el mantenimiento, ya que no resulta tan traumático para ellos como a veces nos podríamos imaginar los propietarios.

También es cierto que algunas razas son más propensas a desarrollar este tipo de dolencias, así como casos concretos en los que nuestro perro puede tener tendencia a una salivación de PH más básico que fomente la formación de sedimentos de placa con el consiguiente sobrecrecimiento bacteriano pero que, en general, si se mantiene un buen seguimiento e higiene, así como una correcta alimentación, está en nuestras manos poder controlarlo.

Desde Clinicanimal, aprovechamos para informar de la frecuencia tan alta de aparición de enfermedad periodontal en nuestras mascotas, por lo que os animamos siempre a preguntarnos y a llevar un seguimiento periódico por parte de nuestro equipo veterinario, el cual estará encantado de orientaros en todo lo que preciséis.

 

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Puedes acceder a información adicional en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar