El anteproyecto de ley de Protección y Derechos de Animales presentado en octubre del pasado año por el Ministerio de Derechos Sociales recoge, entre otras cuestiones, la obligatoriedad de realizar un curso para todas aquellas personas que quieran tener un perro como animal de compañía o mascota, dentro de las medidas encaminadas a proteger la integridad de los animales, la convivencia responsable y la regulación de su tenencia.

“El principal objetivo de esta Ley no es tanto el garantizar el bienestar de los animales evaluando las condiciones que se le ofrecen, sino el regular el reconocimiento y la protección de la dignidad de los animales por parte de la sociedad. Por tanto, regula nuestro comportamiento hacia ellos como seres vivos dentro de nuestro entorno de convivencia», subraya el texto del anteproyecto.

En enero de este año entró en vigor la nueva ley 17/2021, por la que se deja de considerar a los animales «bienes inmuebles o cosas» para reconocerles su naturaleza de «seres vivos dotados de sensibilidad» y miembros de la familia.

De esta forma, el citado curso será gratuito y se realizará de forma online. Además, todas las personas que quieran tener una mascota deberán disponer de un seguro de responsabilidad civil. La idea del curso es concienciar sobre el adecuado manejo y cuidado de los animales y garantizar que el dueño esté capacitado para hacerse cargo.

En el capítulo segundo se establecen las condiciones de tenencia de los animales de compañía, tanto en domicilios particulares como en espacios abiertos, de forma que se garanticen determinadas condiciones de bienestar animal, así como las condiciones de acceso a medios de transporte y establecimientos abiertos al público.

En particular, respecto a las personas propietarias de perros, es cuando se trata la necesidad de haber superado un curso formativo, con el objetivo de facilitar una correcta tenencia responsable del animal, muchas veces condicionada por la ausencia de conocimientos por parte de la persona propietaria en el manejo, cuidado y tenencia de animales.

El artículo 36 especifica de esta forma: «Las personas titulares o responsables de los perros deberán haber realizado previamente un curso de formación acreditado para la tenencia de perros, cuyo contenido se determinará reglamentariamente». Además, se explica que «todos los perros deberán cumplir los criterios de clasificación por sociabilidad, cumpliendo los mecanismos de validación de comportamiento y socialización determinados reglamentariamente» y que «las personas titulares o responsables de los perros deberán contratar un seguro de responsabilidad civil».

Las características del curso

Se establece que el curso será gratuito, online y sencillo y obligatorio para los propietarios de perros.

Así lo explicó el director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres: “Estamos hablando de una pequeña formación que no sólo implica a los propietarios de animales. Es una formación muy similar a la que puede ser el curso de manipulador de alimentos, un cursillo gratis que se hace online y que no supone el mayor de los problemas a la hora de superarlo”. García Torres indicó que ese curso establece “un marco de civismo” para evitar conductas como no recoger los excrementos de los perros en las calles, por ejemplo.

Los responsables de las mascotas no podrán, además, dejar solos a sus animales durante un plazo determinado. La normativa establece tres días para cualquier animal de compañía, pero en perros el máximo permitido sería de 24 horas.